Redes del colectivo:
Todos los colectivos Ingobernables

Presentación:

Todo el mundo compra las balas antes de disparar el revólver pero nosotros sabemos que independientemente de apretar el gatillo lo que da miedo es el encañonar. Juego de Manos es una revista de balas de fogueo escrita por jóvenes más viejos de lo que querrían, que ganan todavía menos dinero y querían escribir para hablar de su generación

Artículos:

  • SPANISH CIVIL WAR: la historia de un Pokemon go sobre la guerra civil española
    SPANISH CIVIL WAR: La historia de un Pokemon go sobre la guerra civil española Enrique Maestu Fonseca Todo empezó́ con la llegada de Pokemon go a nuestro país. El primer juego de realidad aumentada que fue masivamente descargado y utilizado por la población española. Fue un punto de no retorno. A partir de aquel momento el país se dividiría entre quienes permanecían en el mundo feudal del candy crush y quienes se atrevían a explorar una nueva dimensión de la realidad....
  • POCO ANTES DEL DESASTRE
    Poco antes del desastre Pablo Rada Las carreteras de Virginia Occidental deben ser bastante especiales, teniendo en cuenta que John Denver les dedicó su canción más famosa. No es nada extraño si pensamos que estas carreteras atraviesan una de las regiones naturales más impresionantes del Este de los Estados Unidos, los Apalaches. Esta cadena montañosa poco elevada que recorre de Norte a Sur la Unión (desde Quebec en Canadá hasta Alabama) siempre ha sido un lugar peculiar, con una...
  • MAMÁ, QUIERO SER HARDBOILED
    Mamá, quiero ser hardboiled  Marina Solís de Ovando Donoso En cierto pasaje de sus Memorias de una joven formal, Simone de Beauvoir hace la siguiente reflexión: «En conjunto, las enjutas riquezas de mi existencia de ciudadana no podían rivalizar con las que encerraban los libros». Creo que la sentencia encierra un matiz muy interesante: pues, más allá de la apreciación de esa magia indiscutible que transmiten los libros, las palabras de la filósofa me hacen pensar en todas las veces...

Más sobre Juego de manos