Proponer actividad o contactar
Centro Social de Comunes Urbanos

Protocolo de actuación frente a agresiones machistas en la Ingobernable

Este protocolo, elaborado por la asamblea de Feminismos de La Ingobernable, surge como punto de partida para hacer del centro social un espacio libre de agresiones machistas. Ocupamos porque nos invadía la necesidad de tener un pulmón político en el centro de la ciudad para hacer en común, y entramos en este edificio con un deseo firme: hacerlo desde el feminismo. Durante este primer año nos hemos volcado en llevarlo a la práctica, desde vigilar que no se dieran desigualdades de género en nuestras asambleas ni en el reparto de tareas, en las actividades y programación, la producción de discurso y las voces que los enuncian y, sobre todo, experimentando con otros modos de vida que pongan los cuidados en el centro. La  práctica y su cotidianidad nos ha enseñado en numerosas ocasiones que nuestros movimientos y centros sociales no están libres de la estructura patriarcal que atraviesa toda la sociedad.
 
Cuando nos llegó la primera denuncia por agresión, iniciamos un proceso de autocrítica y reflexión sobre cómo conseguir un centro social libre de agresiones, donde las mujeres se sientan respaldadas y en un espacio seguro. Partimos de que una agresión no es un asunto entre quien agrede y quien es agredida, sino un problema colectivo ante el que todxs debemos actuar. Por ello, este protocolo es una herramienta, una propuesta de mínimos, que pretende ayudarnos durante la toma de decisiones, haciendo que estas no dependa de cuestiones subjetivas o de afinidad. Es un documento en construcción que evolucionará con la experiencia que vayamos acumulando. Pero es el punto del que queremos partir, porque seguimos con el mismo deseo de inundar nuestro centro social, nuestra ciudad, de una vida que merezca ser vivida, es decir: una vida feminista 

1. ¿Qué es una agresión?  

Las agresiones machistas son expresiones de la estructura patriarcal que se encuentran presentes en el día a día de nuestros espacios de diversas formas. Una agresión machista es una agresión -física, psicológica, afectiva, sexual o económica-  ejercida por un sujeto masculinizado sobre mujeres, niñxs y personas con una identidad de género y/o sexualidad distinta a la normativa. Puede consistir en:
  • Cualquier acto de maltrato que afecte a la integridad física, produciendo daño, dolor o existiendo riesgo de producirlo. 
  • Comentarios ofensivos y/o degradantes, abusos verbales o cualquier otro comportamiento como insultos, burlas,  comentarios despectivos sobre la persona, o “piropos” no consentidos.
  • Formas no consentidas de contacto físico, tocamientos no deseados que incomoden, violenten o no gusten a la persona o grupo que los sufre.
  • Invasión del espacio personal, sea por vía física o visual, y privación del movimiento.
  • Administrar sustancias que anulen o disminuyan la voluntad sin consentimiento y acuerdo.
Ni el alcohol ni las drogas u otro tipo de estados emocionales justifican comportamientos agresivos, violentos, intimidatorios u ofensivos.  Por tanto, una agresión ha de entenderse como tal, en términos de abuso y no en términos de malentendido o conflicto. Además, no solo se producen en fiestas o grandes eventos sino también en círculos afectivos y espacios íntimos de las personas que habitamos el centro social.

2. Cómo actuar ante una agresión

2.1. Si has sufrido una agresión:  puedes acercarte inmediatamente a la cafeta y avisar a lxs compañerxs del centro social para que te acompañen en lo que necesites y expulsen/expulséis al agresor del centro social. Ante cualquier situación de agresión que hayas vivido en el centro social podrás ponerte en contacto con la Asamblea de Feminismos de La Ingobernable a través del correo feminismos@ingobernable.net.
         
2.2 Si la has presenciado o estás en el centro social cuando ocurre una agresión:
  • Acercarte a la persona agredida con prudencia (cuando no esté cerca el agresor) para preguntarle qué necesita. 
  • No incomodes, expongas ni fuerces a la agredida en su decisón, respeta sus tiempos. Inteligencia colectiva para la gestión.
  • Ante una denuncia la respuesta será colectiva y se expulsará inmediatamente al agresor del CS hasta q se aclare la situación. Siempre se intentará dialogar previamente, indicándole al agresor que tiene que salir del espacio y el motivo. Evitaremos confrontaciones directas en la medida de lo posible y para ello el grupo de diálogo estará formado por personas que se sientan capaces de afrontar la situación de forma coherente y priorizando situaciones no violentas que traten de no reproducir lógicas patriarcales. En caso de ofrecer resistencia y generarse una situación tensa,  se parará la música o el evento hasta conseguir que esta persona abandone el espacio. Una vez efectuada la expulsión, se recordará que no se permiten  actitudes machistas ni agresión del índole que sea.

3. Tras la agresión

  • Una vez recibida la denuncia, se atenderá inmediatamente escuchando el testimonio
  • La agredida podrá decidir el lugar e interlocutoras con las que hablar de la agresión. Se respetará en todo momento la confidencialidad.
  • Tras una agresión se iniciará un proceso de escucha y de cuidarnos en común.
  • El proceso que se abra lo marcará el criterio de la agredida junto a la comunidad feminista.
         
feminismos@ingobernable.net