Proponer actividad o contactar
Centro Social de Comunes Urbanos

Por el diálogo. Carta de La Ingobernable al Ayuntamiento de Madrid

El pasado 6 de mayo La Ingobernable cumplimos un año en el corazón de Madrid. Un año en el que hemos puesto en funcionamiento este espacio de la calle Gobernador 39, símbolo de la especulación y el expolio del patrimonio público del gobierno del PP de Botella. Ha sido un año muy bonito para nosotras, al recuperar entre todas un espacio – otrora público y actualmente en las manos privadas de la Fundación del arquitecto y amigo íntimo de Aznar, Emilio Ambasz­- para el común y autogestionado por las vecinas y vecinos de este maltratado barrio por la gentrificación y turistización. Los cientos de colectivos, las miles de personas y los movimientos sociales que dan vida a la Ingobernable demuestran también la necesidad de seguir trabajando en pos de la construcción de comunes urbanos que desafíen a la lógica arrasadora y consumista que impera en la ciudad.

Durante todo este año de funcionamiento hemos hecho público en numerosas ocasiones nuestra voluntad de establecer unos mecanismos de diálogo formal con la junta de gobierno de la ciudad. Sin embargo, hemos visto cómo sistemáticamente esas declaraciones eran desoídas y ninguneadas por el Ayuntamiento de Madrid, sin reconocer la amplia legitimidad de la Ingobernable como actor en nuestra ciudad. Nos cuesta entender esta actitud por parte de un gobierno que hace del diálogo su bandera y que en cambio se cierra a buscar soluciones dialogadas por el legítimo derecho al espacio que reivindicamos.

Con esta carta pública y abierta buscamos, una vez más, establecer un diálogo con ustedes. Quedamos a la espera de su respuesta a esta carta y a las demandas que la asamblea de La Ingobernable ya ha hecho repetidamente públicas para garantizar una permanencia digna y segura en el espacio:  la rescisión efectiva del contrato con Ambasz, el cierre del expediente administrativo y una interlocución formal y oficial del Ayuntamiento con la Ingobernable y el tejido asociativo que la acompaña. Por nuestra parte, vamos a continuar el proceso de debate con toda la ciudad para decidir democráticamente qué hacer con nuestro edificio, basándonos en el consenso de su carácter de común urbano, desmercantilizado y desburocratizado.

Por otro año Ingobernable.

Un cordial saludo,

Asamblea del CS Ingobernable (comunicacion@ingobernable.net )