Proponer actividad o contactar
Centro Social de Comunes Urbanos

¡Gracias compañeras!

8 de Marzo. A las 7 de la mañana abrimos el centro. 8 de la mañana, empezamos a dar los desayunos: tostadas, mermeladas varias, mantequilla, café, mucho café. Tras la noche de caceroladas y gritos se necesitaba, el punto de cuidados comenzaba a funcionar. Estudiantes de institututos del barrio, jóvenes, mayores, madres, algunas de fuera de Madrid, se acercaron al calorcito. A las 12 horas nos inundó la bicicletada, y más peques, hasta unos 25, incluso de mamás que nos conocieron ayer. Continuaron los desayunos y los cafés, más de 20 ollas. Llegó el medio día y sacamos los bocatas y el cocido, unas 700 comidas entre bocadillos y platos calientes que se llevaron a la cuestra de Moyano. En la Cafetería se proyectaba el segumiento en directo por redes de la huelga, el punto de socorro atendió a 3 personas, los cuartos de abajo servían de almacenaje: mochilas, bicis, pancartas, carritos… Pasada la comida comenzaron las cañas y la música, 3 barriles de birra y los altavoces hacia fuera para tomar la plaza. Si no podemos bailar no es nuestra revolución, y así que lo hicimos hasta que empezó la mani. Ayer miles de personas utilizaron el CS La Ingobernable para comer, descansar, bailar, pasar el rato, reunirse, organizar la huelga feminista de 24horas. Ayer la Ingobernable desbordó vida.
40 compañeros se encargaron de este punto de cuidados. Desde La Ingobernable queremos dar las gracias a todas las que ayer disfrutasteis del centro social. Estamos muy contentas por haber podido  contribuir en esta jornada histórica como espacio del común para todas nuestras compañeras, después de ayer nada será lo mismo. Se superaron todas nuestras expectativas y se fue mucho mas allá. Porque ver el edificio que fue okupado el pasado 6 de mayo tras una manifestación convocada bajo el lema “Madrid no se vende”, tras años de desuso y vacío, tan lleno de vida, tan abierto, tan alegre, tan morado, nos confirma de nuevo que son necesarios más centros sociales, mas lugares del común, más escapatorias a la lógica preponderante.
Esta es la labor de un centro social. Un espacio del común, del colectivo, para y por las vecinas y vecinos. Los centros sociales son y pertenecen a una comunidad que lo gestiona en y para el común. Un espacio de cooperación, empoderamiento, que apoya y aporta a los movimiento sociales y la acción colectiva. Un experimento de modelo de gestión, de radicalización democrática basado en la participación directa, de iniciativa autónoma y asamblearia que dispone su infraestructura al servicio de los movimientos como lugar de encuentro, de expresión y de lucha.
Vivimos una jornada histórica. Aun estamos pletóricas y con cada foto, vídeo, dato, comentario que nos pasan se nos saltan las lagrimas. Estamos orgullosas de todas las compañeras que ayer invadieron el centro de Madrid, emotivas por estar viviendo este momento y alegres a más no poder por haber podido apoyar como centro social.
¡Gracias a todas!
Seguimos.
#GraciasCentrosSociales
 
Fotos cedidas por Irene Lingua