Charla-Debate: La Casa Invisible: una institución del común (viernes 6/10, 19.30h)

 

:: Comienzan los #viernes de la Unedi (UNa Escuela De Ingobernables), un espacio de formación y reflexión crítica desde el que deseamos construir saberes-armas capaces de incidir en los conflictos de nuestro territorio ::

El viernes 6, conoceremos una de las iniciativas de gestión ciudadana más interesantes de la última década: La Casa Invisible. Un proyecto sostenido por una amplia red de ciudadanxs, vecinxs y creadorxs locales de la ciudad de Málaga que en marzo de 2007 decidieron ocupar un inmueble abandonado de propiedad municipal. Un espacio experimental gestionado de forma colectiva con la intención de fomentar la autoorganización ciudadana, el pensamiento crítico y la cultura libre y colaborativa.

Con ellas debatiremos en torno a las siguientes preguntas : ¿Qué pintamos en el mero centro de la gentrificación? ¿Cómo dotar de consistencia y permanencia nuestros centros sociales? ¿Qué aportamos al proceso de transformación social? ¿Qué son los comunes urbanos? ¿Qué implicaría que nuestras ciudades reconozcan los centros sociales como bienes comunes? ¿Qué hacer ante el riesgo de institucionalización?

¡Os esperamos para pensarlo juntas!

¿Qué es La Casa Invisible?  http://www.lainvisible.net/

La Casa Invisible es un Centro Social y Cultural de Gestión Ciudadana que nace en marzo de 2007 cuando una amplia red de ciudadanxs, vecinxs y creadorxs decidimos llenar de vida un hermoso edificio del centro de Málaga y propiedad municipal que se encontraba en estado de abandono.
Desde entonces, la Casa Invisible se ha constituido en una suerte de clima, en una atmósfera que se produce a sí misma. A veces de forma amistosa, a veces de forma conflictiva, pero siempre generando marco de posibilidades en donde lo problemático se instituye como espacio fértil de construcción política, creatividad y reflexión colectiva.
Los retos son muchos: políticos, culturales, jurídicos, económico-financieros, de gestión y técnicos. A pesar de ello, el carácter comunitario y colaborativo del proyecto, mezclado con grandes dosis de imaginación, ha permitido que se pueden poner en práctica muchos de nuestros objetivos, entre los que destacamos:
– La estimulación de procesos de autoorganización social que fortalezcan las redes y movimientos sociales que trabajan por la justicia y emancipación social.
– Creación de laboratorios de experimentación cultural protagonizado por creadorxs locales y basado en criterios de cooperación, producción colaborativa y cultura libre.
– Dar forma a trayectos de formación en distintos ámbitos sociales, culturales y políticos que fomenten el pensamiento crítico, el empoderamiento ciudadano, la creatividad social y la acción colectiva.
– Experimentar con modelos de gestión ciudadana de equipamientos y bienes comunes que promuevan una radicalización democrática basada en la equidad y la participación directa de vecinxs y ciudadanxs en el diseño, elaboración y gestión de formas de vida y organización.